TÉCNICA: CONSERVACIÓN Y CUIDADO DE LA NATURALEZA

Descuido de la naturaleza

Una de las consecuencias del desarrollo tecnológico e industrial de las sociedades humanas ha sido la afectación y modificación del medio ambiente. la actividad industrial ha modificado de manera directa e indirecta los ecosistemas.

El principio precautorio es una herramienta que vigila a quien inicia una actividad y que este se plantee cuestiones fundamentales respecto a como actuar con mayor sensibilidad hacia el medio ambiente.

Protección del medio ambiente

La conservación y preservación de los ecosistemas y de la biodiversidad es la base de una economía sustentable.

Los nueve principios centrales para guiar la acción humana hacia un futuro en el cual la comunidad viva en equilibrio contiguo con la tierra y se de un verdadero desarrollo sustentable son:

1. Respetar y cuidar la comunidad de la vida

2. Elevar la calidad de la vida humana

3. Conservar la vitalidad y la diversidad de la tierra

4. Minimizar la tasa de agotamiento de los recursos no renovables

5. Mantenerse dentro de la capacidad de carga de la tierra

6. Modificar las actitudes y prácticas personales

7. Permitir que las comunidades se encarguen del cuidado de su propio medio ambiente

8. proporcionar un marco adecuado para la integración del desarrollo y la conservación

9. Forjar una alianza mundial para lograr la sustentabilidad a nivel mundial
Tècnica de la prevenciòn

Tècnica de la prevenciòn

El principio precautorio se aplica a dos tipos: los que ya existen y los nuevos.
La tècnica es un proceso de creaciòn de medios para satisfacer necesidades e intereses.
Si esto se enfoca a la protecciòn de la salud y el medio ambiente es posible juntar el principio precautorio y la tecnologìa.
La preservaciòn y conservaciòn del medio ambiente es algo que se puede lograr desde el desarrollo tècnico, impulsando mètodos y productos industriales que ayuden al medio ambiente.
La adopciòn de medidad adecuadas para fabricaciòn de nuevos productos muchas veces no toma en consideraciòn el daño que estos le hacen al ambiente o a la salud.

Es importante que en el desarrollo tècnico y cientìfico se apliquen criterios de protecciòn al medio ambiente que permitan asegurar que los nuevos productos o actividades no dañen al medio ambiente y no esperar a que las consecuencias sean mas tràgicas. Asi tener un desarrollo sustentable, lo que es que se aseguren las necesidades del presente sin comprometer a las generaciones futuras.
Lo que se busca es que la sociedad actual cuide su entorno, explote racionalmente los recursos, disminuya la generaciòn que residuos y tambien los efectos negativos de la actividad econòmica e industrial sobre la sulud y el equilibrio ecològicodel medio ambiente.
En la actualidad, se han desarrollado tecnologìas que tienen la intenciòn de ser mas amables con el ambiente. Pero aùn faltan muchas cosas que podemos hacer para mejorar el medio ambiente y asi satisfacer nuestras necesidades.

La conservaciòn y preservaciòn de los ecosistemas y de la biodiversidad es la base de una economìa sustentable. La capacidad de recuperaciòn de la economìa global se relaciona con el estado en el que se encuentra el medio ambiente.
Esto es algo que poco a poco se a vuelto parte de la visiòn empresarial y de negocios, asi el valor de la biodiversidad y su protecciòn se ha incrementado.
 

La tècnica y la prevenciòn del impacto ambiental

 
El desarrollo sustentable de una sociedad tiene como objetivo proteger y preservar el medio ambiente. No debemos utilizar màs recursos de los que la naturaleza es capaz de generar. Esto quiere decir que bebemos tener estilos de vida que respeten los lìmites y el equilibrio de la naturaleza. Para prevenir el impacto ambiental es necesario que la tècnica se apoye en conocimientos cientìficos.
Hoy en dìa se habla mucho de los efectos negativos de la manipulaciòn genètica de organismos, sin embargo casi no se habla de que tambièn esos mismos organismos puede ayudarnos a eliminar contaminantes metàlicos o radiactivos en el suelo y en algunas ocaciònes eliminar el petroleo que ha sido derramado en el mar.
 
Soluciones
 
Es muy importante vincular el desarrollo de la tècnica con el conocimiento cientìfico sobre todo del tipo biològico, quìmico y ecològico.
No podemos darnos el lujo de implementer tècnicas y luego ver su impacto ambiental El uso de bacterias para eliminar contaminantes del suelo se aprovecha el conocimiento cientìfico relacionado con la ingienerìa genètica para desarrollar una soluciòn tècnica que ayuda a eliminar ciertos contaminantes del suelo.
La globalizaciòn y el conocimiento de otras culturas puede permitir aplicar conocimientos tècnicos que beneficien la administraciòn de recursos naturales y la protecciòn de los ecosistemas.

LA INTERACCIÓN DEL SER HUMANO CON EL SISTEMA NATURAL Y SOCIAL:

El sistema social se desarrolla en un espacio biogeofísico, que es, en último término, el hábitat natural del hombre. En su expresión más general, este sistema, que incluye al hombre, se denomina biosfera y viene definido en sus términos más generales como aquella parte de la tierra donde existe vida.1

El sistema natural precede al hombre y al sistema social en miles de millones de años y está formado por una parte viva (biótica) y otra no viva (abiótica), que le sirve de base y sustento.

La parte biótica está compuesta por los animales, las plantas y los microbios. La base abiótica lo está por la materia orgánica y subproductos de la actividad orgánica y de los procesos de descomposición, más elementos inorgánicos, como el agua, el anhídrido carbónico, el oxígeno, los carbonatos, los fosfatos y, finalmente, una serie de factores físicos y gradientes, tales como la radiación solar, la temperatura, la humedad, los vientos, etcétera.2

Los diferentes elementos –tanto bióticos como abióticos– de la biosfera están en un proceso permanente de interacciones mutuas. Así, lo que se conoce como ambiente natural es un complejo de sistemas interactuantes físicos, químicos y biológicos, que se acostumbra denominar sistema ecológico o ecosistema. Es este último el que permite la sobrevivencia biológica del ser humano, proporcionándole además los recursos esenciales para sus actividades económicas y productivas. El proceso económico es, en gran medida, la actividad orientada a transformar los recursos del sistema natural de forma que se puedan utilizar por la sociedad para la satisfacción de sus necesidades. Con el desarrollo de la humanidad, y sobre todo con el crecimiento económico acelerado, la generación de bienes y servicios a partir de la naturaleza tiende a aumentar. Resulta evidente que si la actividad del hombre depende de la utilización de la naturaleza, ésta debe tener una capacidad de regenerar los productos que se le extraen y al mismo tiempo mantener aquellas condiciones que permitan la vida humana.

El sistema natural no es algo estático e inmutable. Tiene una dinámica que hace posible recuperar los elementos que son extraídos por el hombre en su actividad productiva, y al mismo tiempo garantiza la preservación de las condiciones mencionadas. Dicha dinámica descansa en algunos procesos básicos3 que son:

 

  • la captación, conversión, acumulación y transporte de energía; 

     

  • los ciclos biogeoquímicos e hidrológicos, que posibilitan el paso de minerales y nutrientes esenciales a la vida; 

     

  • los procesos mediante los cuales los organismos vivos cumplen su ciclo vital, multiplicándose, adaptándose y evolucionando, y 

     

  • los procesos de percepción, comunicación y transmisión de información, que posibilitan la interacción de los elementos constitutivos del sistema.

 

Las funciones señaladas son posibles gracias a los flujos de energía y materia que determinan la conducta de los sistemas y subsistemas y las interacciones entre el medio físico-químico y el conjunto biótico en un proceso dinámico permanente.4

La fuerza motriz, tanto para los procesos biológicos como físico-químicos proviene de una sola fuente: el sol. Es la energía radiante en forma de luz solar la que –transformada en energía química a través de la fotosíntesis– inicia todo el proceso ecológico.

La energía química es a su vez convertida en energía mecánica y térmica mediante el metabolismo celular. La energía solar –fijada mediante el proceso de fotosíntesis y retenida brevemente en la biosfera antes de ser irradiada de nuevo al espacio en forma de calor– es una parte pequeñísima de la cantidad total que llega a la tierra, no alcanzando más que 0.09% del total recibido.5 De este total fijado por los autótrofos, 63% se pierde inmediatamente en la forma de calor durante la actividad metabólica, y no es utilizada, mientras que 21% se pierde en respiración, lo que totaliza 84% de ese 0.09% de energía que no se utiliza. Los herbívoros utilizan, por lo tanto, 13.5% y representan el primer nivel heterótrofo, pasando el 2.7% restante a los descomponedores. Al nivel de los herbívoros, se reproduce el proceso de transferencia y conversión nuevamente con porcentajes altos de energía no utilizada que se pierde bajo la forma de calor y respiración. Los carnívoros sólo utilizan 20% de la energía recibida por los herbívoros; éstos pierden 30% en respiración y 46% no se utiliza, la diferencia pasa a los descomponedores (véase la siguiente figura). En los carnívoros se da de nuevo una disponibilidad de energía mucho mayor que la que éstos utilizan y que finalmente se pierde en respiración y energía no utilizadas.

El proceso anterior implica un flujo unidireccional de energía a través de la cadena trófica, con pérdida acentuada al paso de sus diferentes niveles, en términos de calor durante la actividad metabólica y la respiración. La no utilización de energía por los diferentes niveles tróficos se traduce en una reducción acentuada de número de poblaciones a cada nivel, constituye así una pirámide bastante empinada.

La expresión «pérdida de energía» ha sido utilizada para señalar el hecho de que una cierta cantidad de la misma no se utiliza. En realidad y de acuerdo con la primera ley de la termodinámica, la energía no se pierde, no se destruye, sino que es transformada en cada nivel trófico, degradándose a una forma no utilizable de calor. Si no existiera una fuente externa de energía, el sistema se movería hacia la desorganización total, es decir, hacia una situación de entropía máxima, de acuerdo con el segundo principio de la termodinámica.

El suministro continuo de energía, que emana del sol, permite mantener cierto equilibrio dinámico y la sobrevivencia del sistema. La unidireccionalidad del flujo energético significa que la energía captada por los autótrofos no vuelve al sol ni aquella de los heterótrofos vuelve a los autótrofos; es decir, la energía que pasa por cada nivel trófico no puede ser reutilizada por los niveles anteriores. Por consiguiente, la sobrevivencia del sistema está supeditada a la existencia de esta fuente constante de energía, cuya pérdida provocaría el colapso definitivo del sistema natural y del sistema social que en él se sustenta.

Sin embargo, la energía por sí sola no es suficiente para la vida, que además necesita una serie de otros elementos imprescindibles a la dinámica de todos los procesos vitales. Estos elementos se utilizan en los diferentes procesos biogeofísicos, pero son parte de un sistema perfectamente delimitado; a diferencia de la energía, no provienen de un sistema externo, y son objeto de transformaciones que pueden ser reversibles o irreversibles.

El flujo energético se complementa así con un ciclo biogeoquímico que, utilizando parte de la energía solar recibida, permite la recuperación y circulación de los elementos esenciales a la vida, dentro de un ciclo ecológico de nutrientes. Kormondy señala tres ciclos principales: el primero es el hidrológico, que es básicamente un ciclo de compuestos, y los otros dos son ciclos de elementos biogeoquímicos de nutrientes gaseosos y sedimentarios. La velocidad de estos ciclos es variable, dependiendo de múltiples factores, entre ellos, en forma cada vez más importante, la actividad humana, que altera su funcionamiento normal.

 

 

LA CREACIÓN DE SOFTWARE PARA EL MONITOREO DE PROBLEMAS AMBIENTALES:

El propósito de la evaluación ambiental es asegurar, al planificador, que las opciones de desarrollo bajo consideración sean ambientalmente adecuadas y sustentables, y que toda consecuencia ambiental sea reconocida pronto en el ciclo del proyecto y tomada en cuenta para el diseño del mismo. Es de vital importancia que el planificador tenga en cuenta el conjunto de elementos del sistema ambiental, que le permitan un análisis holístico de la situación a evaluar, tomando en cuenta las potencialidades y oportunidades con que cuenta.

La evaluación ambiental identifica maneras de mejorar ambientalmente los proyectos y minimizar, atenuar, o compensar los impactos adversos. Alertan pronto a los diseñadores del proyecto, las agencias ejecutoras, y su personal, sobre la existencia de problemas, por lo que las evaluaciones ambientales:

  • Posibilitan tratar los problemas ambientales de manera oportuna y práctica;
  • Reducen la necesidad de imponer limitaciones al proyecto, porque se puede tomar los pasos apropiados con anticipación o incorporarlos dentro del diseño del proyecto; y,
  • Ayudan a evitar costos y demoras en la implementación producidos por problemas ambientales no anticipados.

Así mismo la evaluación ambiental permite ponderar las oportunidades de mejoramiento en la calidad y equilibrio de un sistema en función del factor antropico que se ve afectado positiva o negativamente pero de manera directa.

LAS ALTERNATIVAS ENERGÉTICAS Y DE MATERIALES EN LA ELABORACIÓN Y USO DE LOS PRODUCTOS DE LA INFORMÁTICA:

Ya de entrada falta una creación de riesgo y con ello la posibilidad de imputación, si el autor modifica un curso causal de tal manera que aminora o disminuye el peligro ya existente para la víctima y por tanto mejora la situación del objeto de la acción. Quién ve como una piedra vuela peligrosamente hacia la cabeza de otro y, aunque no la pueda neutralizar, si logra desviarla a una parte del cuerpo para la que es menos peligrosa a pesar de su causalidad no comete unas lesiones al igual que tampoco la comete el médico que con sus medidas sólo puede aplazar la inevitable muerte del paciente. Ciertamente la situación es distinta en caso en caso de que alguien no debilite un peligro ya existente, sino que lo sustituya por otro cuya realización es definitiva es menos dañosa para el sujeto que lo hubiera sido el peligro inicial. Así por ejemplo; alguien tira a un niño por la ventana de una casa que sufre un incendio y con ello la causa considerable lesiones, pero de esa manera le salva de la muerte entre las llamas; o si alguien encierra a otro sin poder explicarle que es porque tal como están las cosas no hay otro medio para“quitarle de ese medio” y preservarle así de un secuestro. Aquí el autor realiza acciones típicas de un delito, que le son imputables como realización del tipo, pero puede estar justificado por consentimiento presunto o estado de necesidad.

No es imputable, desde el prisma de la disminución del riesgo el resultado que el autor produce para evitar otro resultado más grave que de otra forma pudiera haberse producido. El auxiliador desvía por ejemplo, al hombro de la víctima un golpe dirigido a la cabeza de la misma que ponía en peligro su vida. Para las acciones de auxilio arriesgadas y fallidas cabe acudir por lo demás, a la causa de justificación del riesgo permitido

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: